Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14646&cataId=nk01500

El 27 de julio, los residentes norcoreanos recibieron órdenes de proporcionar paquetes de cuidado a los soldados de la nación que contenían conejo y estofado de pollo para celebrar el aniversario del armisticio de la Guerra de Corea. En Corea del Norte, la festividad se conoce como “Día de la Victoria”. Sin embargo, los informes de fuentes internas indican que los soldados a quienes se destinaron las comidas nunca las recibieron.

La 42ª brigada del Ejército Popular de Corea está estacionada en la provincia de Ryanggang, en el condado de Samsu. Las tropas de esta brigada señalan que nunca vieron un paquete de cuidado en la fiesta nacional.

Bajo el nombre de “suministro de ayuda a los soldados KPA”, las autoridades ordenaron a los residentes a preparar y donar varios tipos de alimentos, incluyendo pollo y estofado de conejo.

“Los residentes ya lo estamos pasando bastante mal para sobrevivir y, a pesar de esto, se nos pidió que proporcionáramos 30.000 KPW (unos US $ 3.70) de comida”, dijo una fuente de la provincia de Ryanggang que habló con el Daily NK el 28 de julio a través del teléfono. “La comida no terminó siendo entregada a los soldados, y nadie sabe dónde fue enviada”.

“Preparamos esta comida para los soldados, que están débiles y desnutridos, pero ni siquiera la vieron. Después de enterarse de esto, los residentes se quejaron y le preguntaron a dónde iba.”

Según la fuente, las autoridades centrales entregaron órdenes a todo el país a principios de mes para proporcionar suministros de ayuda para las tropas. Los obreros estatales y las amas de casa luchaban por cumplir las órdenes que les transmitían las autoridades.

Incluso los estudiantes se movilizaron para participar en la “batalla”. A algunos se les dijo que recogieran 2 kilos de cebollino salvaje, mientras que a otros se les ordenaba escribir “cartas de consuelo” para animar a los soldados.

“Un estudiante de secundaria en el condado de Samsu no pudo aportar la cantidad requerida de cebolleta silvestre, por lo que donaron 12.000 KPW en su lugar. Algunas familias tuvieron que contribuir tres o cuatro veces esa cantidad”, dijo una fuente independiente en la provincia de Ryanggang.

Aunque se reclutó a una amplia gama de la sociedad (incluyendo a los niños de la escuela) para el proyecto, él dijo, donde la comida fuera enviada sigue siendo un misterio.

“Hace poco, nos dijeron durante una sesión de conferencia obligatoria que Kim Jong Un ama y valora a los soldados del país por encima de todo. Más de unos pocos residentes se rieron cuando escucharon eso. Las órdenes de hacer de este Día de la Victoria una magnífica celebración en realidad tuvieron el efecto de hacer tanto a los soldados como al pueblo más depresivos”, concluyó.

* Editado por Lee Farrand

Anuncios