Unification Media Group
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14638&cataId=nk03200

Arriba: Un video exclusivo de Unification Media Group muestra los mercados de la provincia de North Hamgyong, en Corea del Norte. Video también disponible en Youtube (por favor, pida permiso de Unification Media Group antes de usar o reproducir el video). [Nota del traductor: Este medio ya posee los permisos para su distribución]

Los paneles solares se han convertido en un símbolo emblemático de la autosuficiencia en Corea del Norte, a medida que los residentes avanzan para resolver las carencias del gobierno por su cuenta. Estas tendencias subrayan una disminución de la falta de fe en el régimen. “El líder [Kim Jong Un] no puede resolver el problema de la energía, así que confiamos en los mercados en su lugar”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte.

001

Un vídeo exclusivo de la ciudad de Chongjin, obtenido por Daily NK a principios de marzo, muestra unidades de paneles solares unidas a hogares familiares.

Según las fuentes de Daily NK en la provincia de Hamgyong del Norte, una placa de 10 vatios cuesta aproximadamente 80 yuanes (~ $ 11.50), una unidad de 30 vatios cuesta 240 yuanes (~ $ 35), una unidad de 50 vatios se vende por 400 yuanes (~ $ 58) 100 vatios se venden por 800 yuanes (~ $ 116). Debido a que las unidades son traídas de China a través de la frontera sino-coreana, tienden a ser más baratas cerca de la zona fronteriza.

Las unidades de 30 vatios son populares entre las familias normales de Corea del Norte. Esto es aproximadamente el mismo precio que 50-60 kilogramos de arroz en Corea del Norte, por lo que es una buena cantidad de dinero para la gente común. A pesar de los costos prohibitivos, muchos residentes están ansiosos de comprarlos.

Donju (el nuevo rico de clase media de Corea del Norte) y los funcionarios del Partido de los Trabajadores tienden a buscar las unidades más potentes de 50 vatios. Ocasionalmente, los paneles solares fabricados en Japón, Corea del Sur y Egipto se pueden encontrar en los mercados.

“Hasta hace pocos años, realmente solo se veían paneles solares instalados en las casas particulares de altos funcionarios y en los edificios de las principales fábricas y empresas comerciales”, dijo una fuente independiente en Hamgyong del norte en una llamada telefónica con DailyNK. “Pero en estos días, los paneles solares se compran abundantemente. En algunas zonas, hasta el 30-40% de los hogares las tienen instaladas. La compra de un sistema solar permanece fuera del alcance de las familias que todavía luchan para llegar a final de mes, pero para aquellos que pueden pagarlos, tener paneles permite a la gente tener las luces encendidas en la casa por la noche “.

“En el pasado, la gente solía dar comida o dinero a los vecinos con un panel solar a cambio de cargar sus dispositivos. Pero en estos días, la gente prefiere comprar los suyos propios. Al hacerlo bien en el mercado, es posible ahorrar lo suficiente en el transcurso de un año para comprar un panel adecuado para el uso familiar promedio”, continuó.

002

Debido a los costos adicionales, los paneles solares son a menudo considerados como el activo número uno de la familia, y también son blanco de los ladrones. Por esta razón, muchos residentes instalan las unidades por encima de las azoteas. En el video conseguido por DailyNK, se pueden ver numerosos paneles solares colocados en postes que se elevan por encima de las casas.

La popularidad de los paneles solares y su suministro confiable de electricidad a su vez ha impulsado la demanda de aparatos de consumo. Según la fuente, los residentes utilizan los paneles para cargar una serie de baterías diferentes. Las baterías se conectan a un convertidor de 12 voltios para que puedan conectarse a electrodomésticos. En general, las unidades de 50 vatios se conectan a baterías de 55A y las unidades de 30 vatios se conectan a baterías de 28A. Los paneles solares han impulsado el aumento de las ventas de televisores, notetels (reproductores de DVD personales), cocinas eléctricas de arroz, transformadores, cargadores, baterías, cables y mucho más.

Las empresas estatales de Corea del Norte fabricaban históricamente aparatos de 220 voltios de serie. Pero esto ha sido considerado tecnología obsoleta, y los electrodomésticos chinos de 12 voltios son ahora comunes. Esto a su vez provocó un cambio en la estrategia de las empresas estatales, y ahora estas empresas también están fabricando productos de 12 voltios.

Según las fuentes de DailyNK en el interior del país, cuando los comerciantes chinos que exportaban artículos eléctricos hacia el Norte se daban cuenta de que los productos de 12 voltios vendían mejor, pasaron a enviar sólo aparatos de 12 voltios. Y ahora, los bienes nacionales de Corea del Norte han cambiado de 220 a 12, por lo que las cosas se han vuelto más convenientes para los residentes.

Las autoridades de Corea del Norte siguen luchando por ofrecer una solución eficaz a la escasez crónica de energía del país. Desde la década de 1990, el régimen ha construido centrales hidroeléctricas en un intento de aliviar el problema, pero toda la energía producida se dirige primero a Pyongyang, edificios de idolización de la familia Kim, oficinas gubernamentales, fábricas de municiones e instalaciones militares.

La escasez crónica de energía está siendo resuelta por el mercado, lo que ha llevado a la disminución del sentimiento público hacia el régimen.

“Los residentes se quejan abiertamente de que la generación de energía estatal carece de valor”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte a DailyNK. “Los problemas alimentarios y energéticos están siendo resueltos por los mercados y la gente ya no espera mucho de las autoridades”.

* Editado por Lee Farrand

Anuncios