Por Lee Sang Yong
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14618&cataId=nk01500

Los órganos de seguridad de Corea del Norte están extorsionando a personas que han ayudado a desertores o han usado teléfonos móviles chinos, utilizando las órdenes de Kim Jong Un como pretexto para ingresar importantes sumas de dinero. Según informes, el personal de seguridad emite amenazas de castigo en un campo de trabajo, pero también indulto a cambio de altos sobornos.

Estos sobornos pueden alcanzar hasta 20.000 RMB, una fortuna para la gente común. Sin embargo, los agentes del Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) pueden extraer esos pagos mediante la coacción y amenazas, como lo demuestra un caso reciente en Hoeryong (provincia de Hamgyong del Norte) donde un residente norcoreano fue arrestado por ayudar a desertores.

“Recientemente, muchos han sido arrestados en las zonas fronterizas debido a las amplias medidas de represión, pero algunos son liberados después de pagar sobornos.” Un residente en Hoeryong pagó 20.000 RMB para ser liberado un mes después del arresto”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong al Daily NK el 10 de julio.

“Los agentes emiten amenazas de sentencias perpetuas en los campos de corrección laboral y luego los golpean sin piedad, después de la violencia informan a los prisioneros que pueden ser liberados a cambio de dinero, que es siempre el plan desde el principio”.

Según la fuente, un incidente involucró a una mujer de unos 20 años que logró cruzar el río a China pero fue capturada en Shenyang, provincia de Liaoning, ocurrió en mayo y fue repatriada. La mujer intentaron obligarla a revelar la identidad de  aquellos que la ayudaron a escapar durante la investigación. Aunque permaneció en silencio, los agentes lograron identificar al individuo que la ayudaba.

Los agentes del MSS acusaron al residente de “Inducción y orientación de deserción”, que aunque no estaba expresamente establecido en el Código Penal de Corea del Norte, se basaba en la declaración del propio residente de que no enviaron directamente a la mujer a China.

“En general, los agentes del MSS creen que golpear a una persona inocente puede hacerlos culpables, están tratando de encontrar maneras de extorsionar a los residentes, usando órdenes de las autoridades para fortalecer las represalias y castigos”, dijo una fuente independiente en la provincia de Hamgyong, confirmando la historia.

Como resultado, dijo, la estrategia de Kim Jong Un para sellar el área fronteriza se ha convertido en una oportunidad para que estos agentes ganen más dinero.

“Recientemente, agentes del Ministerio de Seguridad Pública (policía) han estado detectando el uso de teléfonos móviles usando un dispositivo de escucha, aumentando el número de sobornos que se pueden recibir”, agregó.

Las operaciones de detención de desertores se han ampliado en la provincia de Ryanggang y en la provincia de Hamgyong del Norte. Se dice que los departamentos provinciales del MSS están llenos de detenidos detenidos por sospecha de deserción o el uso de teléfonos móviles chinos.

* Traducido por Yejie Kim

* Editado por Lee Farrand

Anuncios