Unification Media Group
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/read.php?num=14583&cataId=nk00100

Hoy vamos a hablar con Ji Sung Ho, un hombre norcoreano que perdió la pierna y la mano en un accidente repentino a la edad de 15 años. Sus experiencias personales, después de vivir como una persona discapacitada en Corea del Norte, ofrecen una visión sobre el estado de los derechos de la Discapacitados en Corea del Norte.

Hola Sr. Ji Sung Ho. Por favor presentate.

Soy de la ciudad de Hoeryong en la provincia de Hamgyong del norte, un lugar conocido por sus minas de carbón. Es la ciudad más septentrional del mapa. Desde donde yo vivía había una caminata de seis kilómetros hasta la zona del río Tumen. Crucé el río en abril de 2006 y deserté a Corea del Sur en julio.

¿Nació con una discapacidad u ocurrió en un accidente?

Hay muchos niños de la calle sin hogar en Corea del Norte, conocido como kotjebi. A menudo roban carbón y comida de los trenes para sobrevivir. Yo era un niño kotjebi, y un día me caí de un tren mientras buscaba provisiones. Cuando el vagón de carga atravesó, pasó por encima de mi pierna y mano izquierda, dejándolos completamente inútiles.

Siento mucho oír eso. ¿Cómo ve el ciudadano norcoreano promedio a las personas discapacitadas?

Las actitudes varían. Los ciudadanos norcoreanos generalmente sentirán lástima por los discapacitados, pero también los verán como personas que no pueden desempeñarse con éxito en la sociedad. También se cree comúnmente que las personas con discapacidad son menos leales al Partido de los Trabajadores.

Cuando nace un bebé con una deformidad, he oído que los padres sin los medios para cuidar al niño lo abandonarán al nacer o eutanasiarán al bebé a través de un médico. ¿Es esto cierto?

Es difícil de verificar porque la gente definitivamente selecciona historias sensacionalistas. El asesinato sigue siendo asesinato, incluso en Corea del Norte. Dicho esto, lo que describió sucede tácitamente. En particular, se sabe que los médicos norcoreanos ayudan a eutanasiar a los bebés discapacitados.

¿Diría usted que hay un prejuicio general hacia los discapacitados en Corea del Norte? ¿O hay compasión por ellos?

Por lo que he experimentado, la gente suele tratar a los discapacitados con desdén. A medida que una sociedad progresa y se civiliza, debe crear un ambiente seguro que eduque mejor a la población en general sobre las discapacidades y proporcionar un medio de vida para las personas con discapacidad.

Sin embargo, Corea del Norte no ha podido proporcionar este tipo de apoyo a sus ciudadanos discapacitados. El sentido común de la moralidad en Corea del Sur dicta que uno no debe discriminar contra los que están discapacitados. Los casos de tal discriminación pueden ser reparados por medios legales, ya sea en forma de multas o litigios por violaciones de derechos humanos. Sin embargo, los norcoreanos generalmente no ven el desprecio hacia los discapacitados como un problema significativo. De hecho, las mismas personas que están destinadas a proteger a los débiles en la sociedad, como la policía, son a menudo los que aprovechan y abusan más de ellos.

¿Las agresiones contra personas con discapacidad son comunes en Corea del Norte?

Sí, hay muchos casos de abuso contra los discapacitados. Los niños en particular han sido conocidos por agredir a personas discapacitadas en grupos. Y debido a que no existe una solución sistemática, los discapacitados continúan sufriendo -con la excepción de aquellos con dinero y estatus socioeconómico, que les va ligeramente mejor

¿A qué edad fue incapacitado?

Nací en 1982, y tuve mi accidente en 1996, así que tenía 14 años.

En Corea del Norte, ¿hay apoyo político o económico para la difícil situación de los ciudadanos discapacitados?

Al igual que otros países, Corea del Norte tiene su propio sistema de bienestar social. Si uno sufre una lesión que le debilita, la cuota de trabajo pesado se reduce a seis horas al día. Sin embargo, en términos realistas, hay algunas personas discapacitadas les resulta difícil trabajar incluso seis horas al día, y no hay más apoyo para esas personas. Además, las actividades más exigentes físicamente, como la minería del carbón, se mantienen como servicios increíblemente importantes para el estado. Dado que los trabajadores físicamente sanos no reciben suficientes raciones estatales, hay aún menos para los ciudadanos discapacitados, que contribuyen físicamente menos al estado. Corea del Norte siempre se enfrenta a acusaciones internacionales de abuso de derechos humanos por negación directa y dice que sus ciudadanos son felices. Sin embargo, esto está lejos de la verdad.

Cuando llegué por primera vez a Corea del Sur, empecé a estudiar derecho. Sólo a través de estos estudios descubrí que Corea del Norte tiene leyes de discapacidad. Si nos fijamos en lo que está escrito en papel, se podría pensar que no hay problemas para los derechos de los discapacitados en Corea del Norte. Sin embargo, todo esto es un frente para apaciguar a los observadores internacionales. Dichas leyes no se aplican en la práctica. Los ciudadanos ni siquiera son conscientes de tales leyes y, como tales, no pueden invocarlas.

¿Hay algún apoyo para los soldados heridos en Corea del Norte?

Incluso si usted es un soldado honrado, no hay ayuda de bienestar. Tienes que haber perdido una pierna en un accidente minero o ferroviario, por ejemplo, para incluso tener la oportunidad de recibir una prótesis. Pero no hay apoyo para ellos en lo que respecta a la comida o necesidades diarias. Estos trabajadores también deben buscar desesperadamente suministros, usualmente en paquetes. Algunos incluso trabajan en el mercado, preparando mercancías para el transporte ilegal a otras regiones por ferrocarril. Pero éstos son sólo los afortunados, e incluso viven mano a boca debido a la falta de una red de seguridad social.

Escuché que escapaste por primera vez a China desde Corea del Norte. ¿Cuándo y por qué decidió desertar?

Es increíblemente difícil vivir la vida como un niño de la calle en Corea del Norte vendiendo carbón, especialmente siendo una persona con discapacidad. No importa lo duro que uno trabaje, es difícil ganar suficiente dinero para comprar incluso de dos a tres kilos de maíz. Un día, me di cuenta de que algunos de los otros niños de la calle estaban viajando de ida y vuelta de China. A su regreso, traían toda una mochila llena de maíz. Estaba necesitado de comida así que decidí hacer un viaje a China, donde la comida parecía más abundante. Y no estaba equivocado; pude traer varios kilos de arroz conmigo a Corea del Norte.

Escuché que fuiste arrestado poco después de cruzar la frontera entre Corea del Norte y China. ¿Qué pasó?

Arriesgué mi vida cruzando a China, y algunos chinos que conocí intencionalmente me dijeron que tomara todo lo que pudiera para que el viaje valiera la pena. Sin embargo, debido a mi discapacidad, sólo podía llevar una cantidad limitada. A pesar de esto, estaba feliz de haber traído arroz, porque no había comido arroz desde hacía mucho tiempo. Mientras estaba en la mitad de la cocción del arroz  en mi casa la policía de repente atravesó las puertas. Confiscaron mi arroz y me llevaron a la cárcel, donde sufrí abuso y tortura. La acusación era que había cruzado ilegalmente la frontera entre Corea del Norte y China.

Escuché que sus abusadores en la cárcel a menudo gritaban: “Estás arruinando a la república [norcoreana]” y “están socavando la dignidad del sistema estatal”.

Sí, lo hicieron. Y ese tipo de declaraciones finalmente me motivaron a desertar. Durante mucho tiempo había sido capaz de tolerar el dolor físico, habiendo sido capturado y severamente castigado por robar carbón muchas veces como un niño de la calle. Sin embargo, los insultos vergonzosos que recibí como persona con discapacidad en Corea del Norte me hicieron cuestionar mi lugar en la sociedad. Constantemente lamenté el hecho haberme convertido en minusválido y verme obligado a viajar a China para encontrar comida para sobrevivir. Finalmente, me di cuenta de que la fuente de mis problemas era Corea del Norte y su sistema social. Lamentablemente, concluí que Corea del Norte ni siquiera es digna de ser llamada un estado soberano que se responsabiliza de sus ciudadanos.

Cuando me dijeron que estaba avergonzando a la república, significaba que estaba deshonrando a Corea del Norte eligiendo vivir como un ciudadano discapacitado en Corea del Norte en lugar de dejarme morir. Las autoridades de Corea del Norte dejaron claro que pensaban que debía haberme perdido o haber vivido tranquilamente sin llamar la atención. En vez de proteger a los ciudadanos, los insulta y los humilla.

Veo que actualmente tiene una pierna protésica y mano protésica – ¿fue ese el caso en Corea del Norte?

En los 10 años que viví como ciudadano discapacitado en Corea del Norte, ni siquiera había pensado en conseguir una prótesis de pierna o mano. Incluso si trabajara por el resto de mi vida, nunca hubiera podido pagarlo. Sin embargo, recuerdo que mi mayor deseo durante ese período fue conseguir de alguna manera una prótesis de pierna y mano para poder caminar y vivir normalmente de nuevo. No fue hasta que llegué a Corea del Sur que pude cumplir ese deseo. En Corea del Norte, dependía únicamente de muletas para moverse. Utilizar muletas fue particularmente difícil en invierno con la nieve, y me resbalé y me caí muchas veces. En tales situaciones, tuve que atar mis zapatos a los extremos de mis muletas para una mejor agarre. Además, debido a que no tenía una mano izquierda, usé cuerda para hacer un lazo en la muleta izquierda alrededor de mi cuello y mantenerlo en su lugar, mientras que mi mano derecha soportaba el peso de mi cuerpo en la muleta derecha. Incluso así, pude vender carbón y robar maíz del tren que lo llevaba hasta el campamento 22.

¿Cuál fue la parte más difícil de vivir como persona discapacitada en Corea del Norte?

Honestamente, sólo deseaba que pudiera haber alguien que se preocupara por las personas con discapacidad como yo. Me encontré deseado desesperadamente que China fuera mi país de origen cuando viajé en el transporte de mercancías cruzando el río hacia China con el propósito de robar bienes. Me entristeció mucho. También me hizo pensar que Corea del Norte hacía la vida insoportable para sus ciudadanos discapacitados.

Si Corea del Norte quisiera mejorar los derechos de los discapacitados, ¿qué medidas políticas podría adoptar el Estado?

El Estado tiene que crear fundamentos para que los ciudadanos discapacitados puedan ganarse la vida. Mientras que muchos otros ciudadanos no reciben una cantidad suficiente de raciones, las personas con discapacidad tienen mucha más dificultad para compensar esta falta por otros medios. Por otra parte, es físicamente muy difícil para las personas desertar de Corea del Norte – imagina lo difícil que es para los discapacitados. Hay tantas personas que dependen de las raciones estatales para sobrevivir. Las autoridades norcoreanas pueden comenzar asegurándose de que estas raciones sean suficientes.

En 2003, el gobierno de Corea del Norte publicó un conjunto de leyes sobre derechos de los discapacitados en respuesta a las acusaciones de la comunidad internacional sobre sus prácticas discriminatorias contra los ciudadanos discapacitados. Aun así, los problemas persisten, con la discriminación sistemática contra los discapacitados perpetrada por las autoridades norcoreanas. El régimen debe hacer un mayor esfuerzo para respetar la dignidad de los discapacitados y proteger sus derechos e independencia.

* Traducido por Soo Kim

* Editado por Lee Farrand

Anuncios