Por Jung Min Noh
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.rfa.org/english/news/korea/north-korea-targets-potential-illegal-cell-phone-users-with-links-to-defectors-06142017163255.html

[Imagen superior: Niñas de Corea del Norte utilizan teléfonos móviles en un parque en Pyongyang en una foto de archivo.]

El líder norcoreano Kim Jong Un ordenó a las autoridades del estado aislado comunista que amplíen la represión del uso ilegal de teléfonos celulares para detectar ciudadanos que tengan vínculos con desertores en Corea del Sur, dijeron fuentes cercanas.

En el pasado, las autoridades perseguían a usuarios de teléfonos celulares y los enviaban a un campo de prisión política si se descubriera que tenían conexiones en Corea del Sur, dijeron.

El Ministerio de Seguridad del Estado de Corea del Norte ha extendido la represión para incluir a los usuarios de móviles que potencialmente pudieran estar usando teléfonos móviles fabricados en China para llamar a desertores, dijeron.

Jiro Ishimaru, un experto de Corea del Norte que representa a AsiaPress International, con sede en Osaka, dijo a RFA que una fuente de la agencia de noticias en la parte norte de Corea del Norte dijo que las autoridades comenzaron a imponer una represión más amplia en mayo después de que Kim Jong Un decidiera que los “usuarios de teléfonos móviles fabricados en China” que tienen vínculos con Corea del Sur son enemigos mortales del país.

Cuando la represión original sobre el uso ilegal de teléfonos móviles se puso en marcha a finales de 2000 después de un aumento dramático en el número de llamadas móviles en las zonas fronterizas, los que utilizaron los dispositivos ilegalmente fueron objeto de investigación.

Pero ahora se está investigando a posibles usuarios de teléfonos móviles, y las autoridades están aplicando castigos más duros para los delincuentes, dijo Ishimaru, quien edita Rimjingang , una publicación que recoge noticias de Corea del Norte.

El Ministerio de Seguridad del Estado se dirige específicamente a los norcoreanos cuyas familias incluyen desertores, y que han utilizado teléfonos celulares chinos en el pasado, dijo.

Las autoridades están tratando de obligar a estas personas junto con personas que gastan más de lo que ganan para entregarse y delatar a otros por hacer llamadas ilegales, dijo.

Aunque el Ministerio de Seguridad del Estado ya tiene información sobre los que usan teléfonos celulares chinos de manera ilegal, agentes de seguridad estatal y oficiales están visitando cada hogar para presionar a la gente a informar a vecinos sospechosos de usar teléfonos móviles, dijo Ishimaru.

Dijo que la actual represión contra los usuarios de teléfonos móviles es más dura que las represiones en el pasado.

“Según una fuente, ahora está en un nivel totalmente diferente”, dijo Ishimaru. “Aunque la gente no ha hecho ninguna llamada telefónica, están siendo visitados por investigadores para averiguar si tienen miembros de la familia que han desertado a Corea del Sur”.

“Hay un montón de agentes de seguridad que están llevando a cabo investigaciones”, dijo. “Parece que están intensificando la represión para incluir no sólo los usuarios reales de teléfono, sino también los posibles usuarios de teléfonos celulares. Esto significa que hay regulaciones más estrictas. “

‘Sin perdón’

El número de norcoreanos capturados ilegalmente con teléfonos celulares está aumentando como resultado de la creciente represión.

La fuente de Ishimaru dijo que los residentes acusados ​​de usar teléfonos móviles ilegalmente están sujetos a un intenso escrutinio y son enviados a campos de prisioneros políticos si se descubre que tienen algún vínculo con Corea del Sur.

“Hay una persona que fue atrapada por dar información sobre los precios de mercado a las familias en Corea del Sur”, dijo la fuente de AsiaPress. “Será difícil liberarlo a pesar de todos los esfuerzos de su familia”.

“No hay perdón para los que han estado en contacto con alguien en Corea del Sur, así que una vez que alguien es atrapado, significa el fin para esa persona”, dijo la fuente.

Ishimaru señaló que la represión incluye a muchos norcoreanos que viven cerca de la frontera con China y utilizan teléfonos celulares de fabricación china para llamar a familiares en China, aunque no estén llamando a Corea del Sur.

Esto se debe a que muchos de los miembros de la familia de los norcoreanos que han desertado a Corea del Sur viven cerca de la frontera china, dijo.

“Corea del Norte está reprimiendo a posibles usuarios entre ellos y tratándolos como a criminales políticos sin importar cuál sea su conversación telefónica”, dijo Ishimaru.

“El objetivo de la represión de Corea del Norte es encontrar a los que están filtrando información interna a Corea del Sur u otros países”, dijo.

“Kim Jong Un considera que las personas que hacen llamadas a China están bajo ‘una misión de Corea del Sur’ y ha emitido órdenes directas para bloquear el ‘uso ilegal de móviles´ y para evitar ‘fugas de información'”, dijo Ishimaru.

El uso de teléfonos celulares por parte de los norcoreanos para mantenerse en contacto con sus familiares que viven en Corea del Sur ha aumentado drásticamente en los últimos años, con agentes de seguridad luchando y fallando en controlar y cerrar los enlaces de comunicación.

Los detenidos que usan teléfonos celulares ilegales para llamar a sus familiares en Corea del Sur suelen recibir sentencias de tres a siete años de prisión, según una fuente norcoreana que habló con RFA bajo condición de anonimato en noviembre de 2015.

La demanda de teléfonos fabricados en China ha aumentado en Corea del Norte debido a que los dispositivos pueden manejar llamadas nacionales e internacionales y enviar mensajes de texto, dijeron dos fuentes en la provincia de Hamgyong, cerca de la frontera con China, a RFA en mayo.

Los agentes de seguridad de Corea del Norte están cazando usuarios de teléfonos móviles en áreas remotas a lo largo de la frontera con China, donde las señales no están interferidas, dijo una de las fuentes, agregando que las llamadas prohibidas pueden ser fácilmente hechas desde teléfonos fabricados en China usando tarjetas USIM que pueden acceder a redes 3G.

Reportado por Jung Min Noh para el Servicio Coreano de RFA. Traducido por Leejin Jun. Escrito en Inglés por Roseanne Gerin.

Anuncios