Por Jieun Kim
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.rfa.org/english/news/korea/markets-06092017152551.html

Los altos funcionarios del partido gobernante de Corea del Norte monopolizan los mercados locales que están autorizados a operar fuera de la influencia del Estado como parte de las reformas económicas y el alquiler ilegal de puestos al público por tasas exorbitantes, según fuentes dentro del país.

El Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte prohíbe estrictamente a los miembros ejecutivos judiciales y políticos del partido o sus familias entrar en los negocios de los mercados locales, o jangmadang, pero las regulaciones que protegen al sector son rutinariamente ignoradas.

Una fuente de la provincia de Hamgyon del norte, cerca de la frontera con China, dijo recientemente al Servicio Coreano de RFA que los miembros ejecutivos del partido están “compitiendo entre sí” para tomar posesión de los mercados locales, atraídos por la perspectiva de altas ganancias.

“Se está diciendo entre los residentes de Corea del Norte que ser ejecutivos de partidos políticos y judiciales significa tener el poder de ganar dinero”, dijo la fuente, bajo condición de anonimato.

“Los mercados locales tienen una gran influencia en la economía de la nación y los funcionarios ejecutivos están en confrontación con los mercados en un intento por ganar puestos de mercado”.

La fuente se refirió al próspero mercado Sunam en Chongjin, la tercera ciudad más grande del norte de Corea del Norte, donde las ganancias de un puesto pueden generar ganancias “tan altas como las ganadas por las organizaciones que generan divisas”.

“Cuesta mucho tener un puesto en un mercado a gran escala, y no mucha gente va a por ello a menos que sean lo suficientemente ricos como para tener cientos de miles de yuanes chinos (100.000 yuan = US $ 14.700)”, dijo la fuente, una vez que posees una posición en el mercado, eventualmente ganarás dinero “.

“De acuerdo con las regulaciones, sólo los propietarios pueden crear puestos de mercado, pero la gente sin recursos que carecen de capital no tienen otra opción que alquilar el puesto de otra persona para hacer negocios”.

La esposa del director de la Organización de Trabajadores del Comité Popular del Distrito de Sunam posee cinco puestos de mercado, dijo la fuente, recibe críticas de los compañeros propietarios de puesto de mercado, frustrados por el acceso de su familia al capital y el desconocimiento de las regulaciones del mercado.

Pero a pesar del escrutinio, “muchas familias de funcionarios judiciales y oficiales ejecutivos del Partido se están peleando por ganar puestos de mercado adicionales”, dijo.

Abuso de poder

Una segunda fuente de Hamgyong del norte confirmó que “muchos funcionarios judiciales y oficiales ejecutivos del Partido” se burlan de las normas para obtener un beneficio de alquiler de puestos de mercado, agregando que con frecuencia adquieren los puestos a través del abuso de poder.

“Los oficiales ejecutivos utilizan sus posiciones para… hacer acuerdos secretos con los gerentes de mercado y expulsar a los propietarios de los puestos haciendo declaraciones falsas sobre violaciones de la higiene u otras regulaciones del mercado”, dijo la fuente, quien también pidió no ser nombrado.

“[Después de tomar posesión] los oficiales ofrecen todo tipo de productos en el puesto y tienen a otras personas vendiendo por ellos para obtener un beneficio”.

De acuerdo con la fuente, los ejecutivos del partido pueden generar un beneficio saludable sin necesidad de visitar los puestos, permitiendo a los residentes locales -que se supone que el sistema de mercado beneficiará- con poco recursos regentar los puestos.

“Incluso si alguien denuncia este tipo de actividad ilegal al Comité Central, los funcionarios ejecutivos pueden encubrir sus malas acciones, y el denunciante termina sufriendo las consecuencias”, dijo.

Hasta finales de los años ochenta, el gobierno de Corea del Norte dirigía regularmente a los mercados locales y a veces casi los llevaba a la extinción, mientras que todos los alimentos básicos y bienes de consumo eran racionados y distribuidos por las autoridades.

En los últimos años, el régimen de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha implementado reformas económicas muy necesarias, incluyendo una aceptación tácita del sistema de mercado local, incluso mientras los medios estatales continúan insistiendo en que el país sigue siendo una “fortaleza del socialismo”.

En un comentario del año pasado, el experto norcoreano Andrei Lankov, de la Universidad Kookmin de Seúl, dijo que “en todos los motivos prácticos, son los prósperos mercados los que están impulsando la economía norcoreana”.

“Sin los mercados, incluso la supervivencia física de la mayoría de los norcoreanos sería imposible”, dijo.

Reportado por Jieun Kim para el Servicio Coreano de RFA. Traducido por Leejin Jun. Escrito en inglés por Joshua Lipes.

Anuncios