Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14513&cataId=nk01500

Se ha informado de que funcionarios militares de la 42ª Brigada estacionados en el condado de Samsu, provincia de Ryanggang, han movilizado a soldados para ganancias personales y tareas agrícolas a pesar de la desnutrición generalizada en las fuerzas armadas de Corea del Norte.

Aunque una proporción significativa de los soldados están desnutridos, los oficiales afirman que es mejor para ellos moverse que estar descansando .

“Con el inicio de la atareada temporada agrícola, los soldados se han movilizado para trabajar todo el día en las tierras agrícolas controladas por el ejército, así como las huertas personales de los altos oficiales militares. Es una vergüenza ver a los soldados con salud débil trabajando todo el día en los campos”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang al Daily NK el 10 de mayo.

“Los oficiales militares están explotando a los soldados desnutridos, diciéndoles cosas como: ‘Tendrás que trabajar en el campo de verduras, de lo contrario no puedes esperar ni siquiera una gota de aceite (de cocina)”. [Nota del Editor: Valioso para los desnutridos debido a su alta densidad de energía].

Sin embargo, como los propios militares también están soportando dificultades económicas, se dice que los soldados reciben poco a pesar de su duro trabajo. Los oficiales siguen haciendo promesas vacías como: “Ven de nuevo en otoño, entonces podré darte mucha comida”.

Los soldados no están autorizados a presentar quejas, lo que puede costarles una exclusión de la lista de soldados que sufren de desnutrición. La pérdida de esta condición significa que una persona se enfrenta a circunstancias más difíciles cuando regresan a los cuarteles.

“En el pasado, los oficiales solían servir comida decente a los soldados que se movilizaban para el trabajo privado, pero ahora recibieron nada más que arroz de maíz y sal para comer extraídos de las provisiones del ejército”, dijo una fuente separada en la provincia de Ryanggang.

“Es difícil entender por qué el Estado está obligando a tantos jóvenes a ir al ejército si no puede apoyarlos adecuadamente y alimentarlos”.

* Traducido por Yejie Kim

* Editado por Lee Farrand

Anuncios