Traducido por Josué de Juan
Fuente http://www.asiapress.org/rimjin-gang/report/nk-korea-missing-person-investigation/

[Imagen superior: Un policía de patrulla en un pueblo. Por Kim Dong-cheol en la provincia de Pyongan del Sur en junio de 2010. (ASIA PRESS)]

El Departamento de Seguridad del Estado de Corea del Norte recientemente reanudó su investigación sobre las familias con personas desaparecidas. Un colaborador de ASIAPRESS, que vivía cerca de la frontera sino-norcoreana en la provincia de Hamkyung del Norte, informó sobre la gente convocada para ser interrogada.

El equipo explicó que el Departamento de Seguridad del Estado había reanudado las investigaciones a partir del 20 de agosto. Un equipo de investigación, compuesto por agentes del Departamento de Seguridad del Estado, un oficial de la Policía de Seguridad Popular y un líder de vigilancia del vecindario habían visitado a las familias de personas desaparecidas o habían convocado a familia a las oficinas del departamento.

A través de interrogatorios, el Departamento de Seguridad del Estado está recogiendo información sobre la fecha en que un miembro de la familia desapareció, por qué se piensa que el miembro de la familia ha desaparecido y el sospechoso paradero de la persona.

“Las familias objetivo suelen suponer que las autoridades buscan clasificar a los desaparecidos como individuos ‘que se fueron a Corea del Sur’ o ‘se fueron a China’. Las autoridades están haciendo esto revisando el expediente criminal (contrabando con chinos, contactos chino-coreanos, y cualquier registro de ingreso de dinero a través del contrabando) de personas desaparecidas”, explicó el reportero.

Confirmó que las investigaciones continúan siendo llevadas por  grupos de vigilancia vecinales en su condado. Sin embargo, no es seguro de si la investigación está en curso a nivel estatal.

El Departamento de Seguridad del Estado y el Departamento de Valores Populares han llevado a cabo investigaciones sobre personas desaparecidas en la zona fronteriza desde la hambruna de los años noventa. En ocasiones, si se descubre que una persona desaparecida ha huido hacia el Sur, expulsan a la familia del desertor hacia el interior del país, como medio de impedir su posterior huida.

En consecuencia, es común que la familia de los desaparecidos alegue ignorancia en cuanto al paradero de un miembro ausente, o que soborne a los agentes de seguridad del Estado para evitar el castigo.

En algunos casos, un miembro de la familia podría tratar de hacerse pasar él mismo como la persona desaparecida. Esto lo hacen en un esfuerzo para no ser etiquetado como “familias de fugitivos al Sur”.

El reportero de ASIAPRESS dijo que una familia interrogada por el Departamento de Seguridad del Estado había ofrecido una confesión falsa que comenzó de la siguiente manera:

“Nuestra hija desaparecida dijo varias veces que suicidaría ahogándose. Nos dijo que ya no valía la pena vivir. Entonces desapareció repentinamente. No sabemos dónde está.”

La investigación sobre el paradero de las personas desaparecidas tiene como objetivo reforzar la vigilancia de las regiones fronterizas como parte de un esfuerzo más amplio para impedir cualquier otra deserte.

Pero la reanudación de estas investigaciones probablemente influirá negativamente en la opinión pública sobre el gobierno.

Un hombre que escapó del Norte en 2011 y reasentado en Corea del Sur explicó: “El estado sabe que muchos residentes cerca de la frontera entre China y Corea del Norte han huido. [Con las investigaciones renovadas] los residentes de la ciudad en la frontera es probable que se frustren bastante y hay una posibilidad de conflicto hacia el régimen si las autoridades intentan forzar el problema con los locales.

Anuncios