Por Kim Chae Hwan
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/read.php?num=14508&cataId=nk01500

Las autoridades norcoreanas se han abstenido de llevar a cabo juicios públicos y ejecuciones, que previamente se llevaron a cabo para mantener el control sobre los residentes, siguiendo un mandato emitido en diciembre pasado.

“Hasta el año pasado, individuos acusados ​​de sembrar descontento o crear desorden social por ofensas incluyendo cortes en líneas eléctricas, viendo medios de comunicación de Corea del Sur, o tratando de desertar, sufrieron juicios públicos y ejecución por pelotón de fusilamiento. Pero este año, el Ministerio de Seguridad del Estado y el Ministerio de Seguridad Popular se han estado refrenando”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte al Daily NK el 2 de mayo.

“Por ejemplo, un hombre de 40 años que ayudó a docenas de desertores en Hoeryong fue arrestado a principios de marzo, pero no sometido a juicio público, y la detención fue en silencio, a diferencia de un caso similar que lo precedió cuando el estado transmitió las noticias y condujo a una serie de ejecuciones para enviar un duro mensaje”.

Kim Jong Un ha ejecutado sin piedad a varios ejecutivos de alto rango, incluido su tío Jang Song Thaek, con el fin de consolidar su dominio en el poder. Procesamientos públicos se llevan a cabo hacia los residentes para infundir miedo entre la población.

El Instituto de Estrategia de Seguridad Nacional (bajo el Servicio Nacional de Inteligencia) declaró en su evaluación en diciembre pasado de los cinco años en el poder de Kim Jong Un, que Kim Jong Un continúa cometiendo crímenes contra la humanidad a través de ciclos de purgas y ejecuciones de altos funcionarios.

Sin embargo, a medida que el sentimiento público hacia el régimen ha empeorado, se dice que las agencias policiales se están volviendo marginalmente más flexibles en su manera de abordar a los residentes. De hecho, Kim Jong Un ordenó una investigación sobre los abusos de los derechos humanos perpetrados por el Ministerio de Seguridad del Estado y prohibió los juicios y las ejecuciones públicas en diciembre de 2016.

“Las autoridades reconocen que los residentes están pasando por dificultades, y por lo tanto se están absteniendo de juicios y ejecuciones públicas, parecen estar conscientes del peligro de empeorar el sentimiento público”, señaló la fuente.

“Hay muchos residentes que están desilusionados con el régimen a pesar de que no lo dicen abiertamente, por lo que es difícil predecir cómo las personas, que ya están molestos por la falta de alimentos, reaccionarían si les tratan brutalmente”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang .

Agregó que las medidas actuales también parecen reflejar la creciente confianza política de Kim Jong Un, ya que ha gobernado al país desde hace seis años.

“El régimen ha estado utilizando la estrategia de aterrorizar a los funcionarios y a los residentes, pero ahora parece estar pensando que puede flexibilizarlo, se espera que esta propuesta continúe hasta que ocurra un evento político importante”, concluyó.

* Traducido por Yejie Kim

* Editado por Lee Farrand

Anuncios