Redacción Madrid. 30 de julio.

Los niveles de desnutrición en Corea del Norte son los peores registrados en el país asiático desde hace una década, según denunció hoy el Programa Mundial de Alimentos (PAM). El PAM anunció un programa para dar cobertura alimentaria a 6,4 millones de afectados en ocho de las diez provincias del país.

   “La última vez que el hambre era tan profundo y extendido por todo el país desde finales de los noventa”, informó el director del PAM en Corea del Norte, Jean Pierre de Margerie. Las inundaciones registradas en agosto de 2007 y la escasa producción de las cosechas, unidas al rápido encarecimiento de alimentos básicos, han provocado la mayor brecha alimentaria de esta década en Corea del Norte.

   “Debido a los signos del deterioro de la seguridad alimentaria, el PAM ha aumentado el contingente de ayuda alimentaria en Corea del Norte para que llegue a 6,4 millones de personas, de las 1,2 actuales” informó el comunicado.

   Según un cálculo realizado por el PAM y por el Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 53 condados de ocho provincias diferentes, la producción de alimentos en Corea del Norte  se ha reducido drásticamente, lo mismo que ha sucedido con el número de alimentos importados.

   La disponibilidad, accesibilidad y utilización de alimentos se ha deteriorado bruscamente desde 2007. Tres de cada cuatro hogares se han visto obligados a reducir el consumo de alimentos. El número de niños que son atendidos en hospitales e instituciones públicas a causa de la desnutrición ha aumentado. La diarrea, causada por un aumento en el consumo de alimentos silvestres, sin ningún tipo de control sanitario, es la principal causa de desnutrición entre los menores de cinco años.

  La mayoría de familias consultadas en el informe se han visto obligadas a eliminar las proteínas en sus comidas, se alimentan exclusivamente a base de cereales y verduras. El PAM asegura que la principal razón es el acelerado encarecimiento de productos como el arroz, que cuesta tres veces más que hace un año, o el maíz, que ha cuadruplicado su valor en el mismo periodo.

   “Hemos encontrado que muchas más personas escavan en busca de alimentos silvestres, los cuales tienen muy poco valor nutricional y son difíciles de digerir. Se necesita una ayuda alimentaria urgente para quienes lo necesitan”, señaló Margerie.

   Para hacer frente a las crecientes necesidades y dar cobertura a las mujeres, niños y mayores que más lo necesitan, el PAM planea una operación, cuyo coste se aproxima a los 500 millones de euros, en ocho de las diez provincias del país. Las otras dos provincias, Changang y Pyongyang del Norte, serán abastecidas por un proyecto paralelo del que se encargarán varias ONG norteamericanas.

Origen: Corea del Norte sufre la hambruna más grave de los últimos años

Anuncios